Lun - Vie: 8:00 am - 5:00 pm

Las limpiezas faciales profundas incluyen una etapa que hace la gran diferencia: la desincrustación o extracción de puntos negros. Puede que no sea la parte más agradable, pero sí la más efectiva para sacar los puntos que ya no tienen solución o no salen con una simple exfoliación.

Se recomienda este tratamiento una vez al mes o cada dos meses, según el tipo de piel. Pueden quedar algunas marcas o salir algunos granitos después del tratamiento, pero debiesen disminuir a medida que tengamos una piel más saludable y seamos mateas.